Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Siria: incendian seis micros humanitarios y frenan otra vez las evacuaciones de Alepo

18 de diciembre de 2016 21:13
11 0

La quema de seis micros destinados a la evacuación de civiles de dos localidades sirias de mayoría chiita provocó la suspensión hasta nuevo aviso del plan para retirar a miles de personas de los barrios rebeldes de Alepo, en medio de acusaciones cruzadas entre las partes que boicotearon la operación humanitaria.

El operativo de evacuación se había reanudado este domingo tras dos días de bloqueo entre los bandos, pero volvió a estancarse horas después, sin que ningún vehículo pudiera salir de la ciudad con civiles o con milicianos, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG pro opositora con sede en Londres.

Desde la ONG, indicaron que el gobierno de Bashar al Assad suspendió la evacuación de Alepo, luego de que el convoy de colectivos que iban a barrios asediados por rebeldes islamistas fueran atacados e incendiados.

Los colectivos que entraron a Alepo, quince según la ONG y 25 según la agencia oficial siria SANA, salieron vacíos de la ciudad.

La evacuación de las poblaciones Fua y Kefraya, dos poblaciones de mayoría chií de la vecina provincia de Idleb, reclamada principalmente por Irán, la mayor potencia chiita de Medio Oriente, debía empezar esta mañana.

Se esperaba que entre 3.000 y 4.000 civiles salgan de las dos poblaciones asediadas acompañados por la Media Luna Roja Siria, aunque el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos había advertido este domingo que la ex filial de Al Qaeda está bloqueando la entrada del convoy.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahmán, dijo que, a raíz del incendio, Irán y el gobierno exigieron garantías para la evacuación de los civiles de ambas localidades.

El nuevo bloqueo se produjo a raíz del incendio de seis colectivos en el que falleció uno de los choferes, según denunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El ataque, en las líneas de la oposición al gobierno de Al Assad, bloqueó la evacuación de los barrios sitiados del este de Alepo, donde unos 50.000 civiles y hasta 5.000 insurgentes aún permanecen atrapados con temperaturas cero, según la ONU.

La agencia oficialista siria SANA atribuyó la quema de los vehículos a los grupos islamistas Frente de la Conquista de Levante (antiguo Frente Al Nusra, en su momento filial siria de Al Qaeda) y Libres de Sham.

Por su parte, el Observatorio de Derechos Humanos sostuvo que el incendio fue provocado por la facción radical Yund al Aqsa, que el pasado octubre juró fidelidad al Frente de la Conquista de Levante.

Pero en este cruce de acusaciones, el gobierno sirio apuntó a los rebeldes de cortar la ruta que conduce a las poblaciones chiítas y de tomar rehenes, mientras que los insurgentes culparon a las fuerzas de Al Assad de disparar contra los micros de civiles.

Mientras tanto, en el plano diplomático, Francia y Rusia chocaron en la ONU con dos proyectos de resolución sobre cómo fiscalizar el avance de las evacuaciones, en medio de tantos ataques, denuncias y temores de más violencia.

Pero finalmente, el Consejo de Seguridad de la ONU votará mañana una resolución sobre las evacuaciones de Alepo, después de que los quince miembros negociaran un texto de compromiso.

"Hemos encontrado terreno común para un proyecto de resolución basado en el texto francés", dijo a los periodistas el embajador galo ante Naciones Unidas, Francois Delattre, al término de más de tres horas de consultas con sus homólogos.

Francia había planteado que el personal de la ONU que ya está en Siria coordine y fiscalice las evacuaciones, y sea la única voz autorizada para dar órdenes o denunciar interrupciones. Rusia, por su parte, adelantó que vetaría esta resolución por "peligrosa e irrealizable".

Esta semana Rusia, Turquía e Irán, tres de las potencias extranjeras que pelean en esta parte de Siria -Estados Unidos, al menos públicamente, no participó-, sellaron un acuerdo para terminar con los bloqueos que estaban provocando crisis humanitarias en el norte de Siria.

Por un lado, el acuerdo estableció que los combatientes rebeldes y los civiles encerrados en la devastada ciudad de Alepo debían ser evacuados a otras zonas controladas por insurgentes, mientras que, por otro lado, garantizó que los civiles asediados por rebeldes islamistas también podían ser trasladados a zonas bajo control gubernamental.

Después de varias interrupciones y en medio de mucha tensión y denuncias de ataques, la evacuación de los últimos barrios de Alepo oriental que quedaban en manos de la oposición comenzó el miércoles.

Después de seis meses de asedio del Ejército y sus aliados -milicias apoyadas por Irán y la aviación rusa- y de más de cuatro años de combates, finalmente los rebeldes que resistían dentro de la ciudad de Alepo, la segunda más importante de Siria, aceptaron una tregua propuesta por Moscú para abandonar la urbe y poner fin a una batalla que ya provocó una de las peores crisis humanitarias del conflicto.

Desde que comenzó la guerra en Siria más de 250.000 personas murieron y más de la mitad de la población tuvo que abandonar su casa y buscar refugio dentro y fuera del país. Además, hace ya unos años que el conflicto se convirtió en un escenario de enfrentamiento para las principales potencias del mundo.

Fuente: ambito.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0