Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Sorpresa en el Gobierno por el apoyo de la Iglesia a Fayt

16 de junio de 2015 05:02
25 0

Una carta fue suficiente para despertar sorpresa en el Gobierno. Esta vez fue el apoyo del arzobispo Mario Poli -hombre cercano al Papa Francisco- al juez Carlos Fayt, que atraviesa un proceso de investigación en el Congreso, después que el kirchnerismo pusiera en duda que se encuentre en condiciones para hacer frente a sus funciones en la Corte Suprema de Justicia.

La alegría por la audiencia de Cristina Kirchner con Jorge Bergoglio en el Vaticano por más de una hora y media, calificada como "muy positiva" en la Casa Rosada, duró menos de lo esperado. En una semana, dos gestos de la iglesia marcaron distancia de la postura del Gobierno sobre el nivel de pobreza del país y ahora sobre las críticas contra Fayt (ver página 13).

El lunes pasado, las declaraciones de la jefa de Estado en Roma respecto al 5 % de pobreza en nuestro país, tuvieron la réplica casi inmediata de la Iglesia. Mientras el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró que Argentina tenía una pobreza inferior a la de Alemania, el presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo, planteó que "se habla que es de dos dígitos siempre" y respaldó la última medición del Observatorio para la Deuda Social de la UCA que arroja un "25% de pobreza en el país". El Gobierno buscó frenar luego la polémica.

Algo similar sucede con el intercambio de cartas entre el sucesor de Bergoglio en el arzobispado de Buenos Aires y el juez Fayt, que reveló ayer el diario Perfil. Desde la Rosada advirtieron que se intentará evitar cualquier cruce con la Iglesia. "Esto no va a dañar la buena relación que hoy tenemos", señaló un ministro del Gabinete.

"Venerable y sabio letrado", arranca el texto que sorprendió en el Gobierno. "Con estas breves líneas quiero expresar mi solidaridad y gratitud a su persona y al servicio que usted entrega generosamente a nuestra nación" y al explicar la intención de la misiva, el Arzobispo plantea: "Motiva mi carta el cuestionamiento a vuestra persona porque entiendo vulnera no sólo el orden constitucional sino las normas éticas fundamentales de la convivencia pacífica".

Las palabras hicieron ruido en Balcarce 50, pero "no habrá confrontación", repitió a Clarín un alto funcionario del Gabinete. Si algo no está en discusión en el Gobierno es que la carta del Arzobispo "no modificarán la postura oficial" respecto al integrante de la Corte Suprema de Justicia.

"Sorprendió porque vuelven a meterse en un tema que no se conoce, porque nosotros no decimos ‘Fayt sí o Fayt no', sino si él está en sus cabales para ejercer", dijo a este diario una alta fuente oficial, pero resaltaron que pese al impacto generado por el texto, se trata de "un apoyo y cada uno apoya a quien quiere".

La carta del Cardenal fue enviada a Fayt la semana pasada, en medio de los cuestionamientos del oficialismo sobre su capacidad para integrar el Máximo Tribunal, y que impulsó un pedido a la comisión de Juicio Político en el Congreso, para que lo investigue y así verificar si puede o no ejercer el cargo que ocupa.

La cita al Papa Francisco en la carta no fue un dato menor. El cardenal Poli señaló que en su exhortación apostólica "Evangelii gaudium" el Papa aseguró que "los ancianos representan la memoria y la sabiduría de la experiencia, que invitan a no repetir las nuevas tendencias de la humanidad", después de escucharse diferentes análisis y críticas desde el kirchnerismo sobre los 97 años del magistrado y los años que lleva como vocal de la Corte. Fayt agradeció el apoyo recibido por la Iglesia señalando que "tan emocionante mensaje y muestra de bondad me estimulan para continuar con más fuerzas, cumpliendo de la mejor manera mi destino terrenal".

En otro despacho de la Casa Rosada se minimizó la carta de apoyo del hombre cercano al Papa al magistrado foco de críticas del kirchnerismo, y plantearon que no cambiará "lo que venimos diciendo y finalmente es una opinión más como otras tantas y para nada afecta la buena relación que tenemos con el Papa", según expresó un funcionario del Gabinete.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0