Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El sorteo, el primer partido del Mundial

7 de diciembre de 2013 19:50
57 0
El sorteo, el primer partido del Mundial

COSTA DO SAUÍPE.- Enmarcada entre palmeras, dunas y unas playas paradisíacas, la inmensidad de la carpa bautizada con el nombre de Arena Sauípe puede resultar a la altura del sorteo para el Mundial de Brasil 2014, pero sin duda su capacidad no alcanza para resguardar la infinidad de conjeturas que se trazaron en los últimos días. Especialmente desde que se conocieron las reglas que regirán la manera en que se dividirán las 32 selecciones en los grupos. Habrá que esperar a que empiecen a entrar las manos en los copones para saber quién juega con quién, cuándo y dónde. O para tomar definitiva conciencia de cómo se entremezclan expectativas, diplomacia, azar y, por qué no, influencias, en lo que rodea a las esferas de poder del fútbol.

Si a este show mediático, que comienza a las 13 (hora argentina) y trasciende la condición de simple acto para determinar los cruces de la primera etapa del Mundial, se le quería orquestar un ambiente de alto enigma como el que lo cobija, realmente el objetivo está cumplido. Los cambios de reglas para esta ocasión se ocuparon de entregar condicionantes y especulaciones de todo tipo sobre cómo, al fin, quedarán definidos los ocho grupos de cuatro equipos cada uno. Por ser cabeza de serie, a la Argentina no le tocarán los otros siete equipos que comparten su condición, más los otros dos de su continente (Chile y Ecuador). Pero, como a todos, se le plantea las posibilidades de un grupo accesible, otro moderado o el siempre citado "grupo de la muerte", en referencia a las dificultades mayores por el potencial de sus rivales.

Cómo se anunció el martes pasado, se sabe que el primer mandato del azar señalará qué equipo europeo (entre Holanda, Italia, Inglaterra, Portugal, Grecia, Bosnia, Croacia, Rusia y Francia) pasará al copón dos (de Costa de Marfil, Camerún, Ghana, Argelia, Nigeria, Chile y Ecuador). Como para Brasil, por su condición de anfitrión, está establecido que estará en el Grupo A, para la Argentina es una condición que le tocará alguno del copón 4, que tiene entre los más difíciles a equipos de la talla de Italia, Inglaterra, Francia y Holanda. Portugal tiene a Cristiano Ronaldo, mientras que el resto está un escalón más abajo. Después se le puede sumar algún representante africano (Costa de Marfil, Camerún, Ghana, Argelia o Nigeria), a no ser que antes haya salido ese indeseado rival europeo que fue excluido del copón 4. El tercer rival surgirá de lo que aporte el copón 3, donde se encuentran EE.UU., México, Corea del Sur y Japón, junto con Australia, Irán, Costa Rica y Honduras.

Las circunstancias del sorteo para Brasil 2014 se ocuparon de sumarles condicionantes y desafíos a los encargados de conducir los sueños de la Argentina. Para un seleccionado tan atrasado en su eficacia histórica, todo mundial que se aproxima se vive como una oportunidad, pero también con peso. Quizá por eso públicamente el entrenador del seleccionado, Alejandro Sabella, asegura que "no caben las excusas" como también plantea la conveniencia de "caer en una zona no tan complicada". Aunque, en la intimidad, sabe que no es excesivo el lastre que conjuga las posibilidades de este sorteo que convoca a más de 1500 invitados y a una tele- audiencia internacional estimada en 320 millones de personas.

En el juego de imaginar escenarios posibles, las bolillas pueden deparar diferentes grados de exigencias a la Argentina. Carlos Salvador Bilardo, como director de selecciones nacionales de la AFA, admitió que "lo más importante para nuestra selección es el grupo que toca más que los rivales, pues todo pasa por las distancias". La situación ideal para la delegación argentina sería evitar tener que viajar a nordeste brasileño, donde los traslados son más complicados y las temperaturas son más elevadas que en el resto del país. Pero aunque se guarde como un secreto, no se puede desconocer que el escenario ideal para el equipo de Sabella sería quedar en el Grupo F, incluso por delante de las presunciones suspicaces que lo indicaban cerca del Grupo H. ¿Por qué? Porque como cabeza de serie de esa zona, le tocaría jugar en Río de Janeiro, en Belo Horizonte, donde estará su concentración, y en Porto Alegre.

La ceremonia durará 90 minutos e incluirá un espectáculo que mostrará parte del acervo cultural y deportivo de Brasil. La conducción estará a cargo de la actriz, top model y presentadora televisiva brasileña Fernanda Lima, y el actor Rodrigo Hilbert. Los cantantes Alexandre Pires y Vanessa da Mata, más la Compañía de Danza Deborah Colker también intervendrán de un show en el que habrá un espacio para el fútbol argentino, pues las bolillas de los copones serán retiradas por estrellas del fútbol de cada uno de los ocho países que ostentan títulos mundiales, y por nuestro país lo hará Mario Kempes, campeón y figura en Argentina 1978. "Quiero que Argentina salga campeón, aunque no es fácil lograrlo. Las expectativas son buenas para la selección, pero es preferible partidos difíciles desde el comienzo para que no se relaje", opinó el Matador. Y más allá de opiniones y preferencias, al fin se conocerá con quienes y dónde se medirá la Argentina en suelo brasileño..

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0