Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Tarifas de luz: según el Gobierno el 70% de los hogares tendrá un aumento menor a $ 183

1 de febrero de 2017 00:22
34 0

Ese será el incremento mensual. El alza, que se repartirá entre febrero y marzo, promedia 68% pero llega hasta 148%. La tarifa social pasa de $ 68 a 92. En noviembre habrá otro ajuste.

El Gobierno anunció ayer los aumentos en las tarifas de la luz para la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. El incremento, que promedia el 68%, superó las expectativas del sector y aún las declaraciones anteriores de funcionarios del ministerio de Energía. Una parte de la suba se aplicará en los consumos de febrero (para minimizar el impacto porque por el calor el uso de la electricidad todavía es muy alto) y el resto será trasladado desde marzo.

Los incrementos van del 60% al 150%, dependiendo del consumo de los hogares. Según el Gobierno, promedian el 68% para clientes residenciales. Ayer no estaba disponible el incremento para los comercios, pero el ministro de Energía, Juan José Aranguren, lo estimó entre 60% y 80%. Para las industrias, el Gobierno utilizó una fórmula especial, pero la definición se tomará con el ministerio de Producción.

El Gobierno recalcaba ayer que el 70% de los hogares tendrá un incremento promedio de $ 183 mensuales ($ 366 bimestrales). Ese será el impacto final, según los funcionarios.

El "desdoblado" febrero-marzo será el primer incremento de luz del año. Habrá otro en noviembre, después de las elecciones. Como mínimo, será de otro 10%. Para febrero de 2018, habrá que añadirle otro 18% en una parte de la factura (ver aparte).

Cuatro de cada 10 viviendas de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires consumen entre 150 kWh y 300 kWH por mes. Hasta ahora, venían pagando un promedio de $ 237 mensuales. Tras el retoque de febrero, que será de $ 66, abonarán $ 303. Cuando llegue el aumento de marzo, su factura sumará otros $ 177, hasta $ 420. La suba es del 77%.

Aunque pueden lograr un descuento con menor consumo, un cliente que pagaba $ 474 bimestrales ahora tendrá que imaginar un desembolso de $ 840 cada dos meses.

Casi tres de cada 10 hogares requieren hasta 150 kwh por mes. Sus facturas actuales promedian los $ 131 mensuales (o $ 262 bimestrales). Con la suba de febrero, sus boletas aumentarán $ 22. Con la de marzo, pagarán otros $ 58. En total serán $ 211 mensuales o $ 422 bimestrales. Es un 60% por arriba de los $ 262 bimestrales que venían abonando.

La clase media que consume entre 300 y 600 kWH, sufrirá un aumento cercano al 90%. En enero, pagaban $ 618 mensuales. En febrero, desembolsarán $ 950 y en marzo, $ 1.175. El cargo bimestral de ese usuario se modificó de $ 1236 (bimestre diciembre-enero, por ejemplo) a $ 2.350. Es casi el doble. En esta categoría, está el 25% del padrón.

El incremento es superior a lo que estimaban ejecutivos del sector, porque el Gobierno redujo el subsidio estatal a la generación eléctrica (el costo de obtener la energía) y aumentó el "valor de distribución", que es el margen que reciben las empresas (Edenor y Edesur) por su servicio. La combinación mejorará las arcas estatales, ayudará a recomponer los balances de las compañías (que venían de una década al borde de la quiebra), pero también tendrá impacto en los bolsillos.

El ministro Aranguren repitió que el incremento no cambiaría las metas de inflación anual que el Gobierno presentó en el presupuesto, que es del 12% al 17%. Consultado sobre el ahorro fiscal, dijo poseer una cifra pero no la hizo pública.

Los clientes de mayor consumo (son el 5%) lidiarán con un aumento del 150%. Son los que requieren entre 600 kWH y 1.500 kWh por mes. En enero, les salía $ 1.418. En febrero, pagarán $ 2.951. Y en marzo, su factura ascenderá a $ 3.524. En una estimación bimestral, si estaban en torno a los $ 2.800, ahora cruzarán la barrera de los $ 7.000.

El ministro Aranguren señaló que la medida tenía "gradualismo", ya que el incremento es mayor para los consumidores que demandan más energía. Los 1,6 millones de hogares beneficiarios de tarifa social (o electrodependientes) pasarán de $ 68 mensuales a $ 92. Es un incremento del 35%. Ese es el rango que las empresas estimaban que se le iba a dar a todos los clientes.

En la audiencia pública de la generación eléctrica en diciembre, el secretario de Energía Alejandro Sruoga había estimado que el 70% de las facturas podía subir (en promedio) de $ 360 a $ 490. Era un 36% ($ 130) calculado por el funcionario en base a las presentaciones de Edenor y Edesur al ente regulador (ENRE) y en una audiencia pública anterior. La suba conocida ayer es mayor ($ 183) que la manifestada en diciembre.

Frente a una consulta de Clarín al respecto, el funcionario manifestó que en diciembre faltaba que el ENRE definiera el precio mayorista de la energía, que es lo que cuesta generar luz. Y que eso modificó el aumento (ver aparte). El costo medio de generación es de $ 1.410 por megavatio-hora, según puntualizó Aranguren en su presentación.

Para los usuarios comerciales, el ministro dijo que el incremento en las tarifas será de entre el 60 y el 80%, pero habrá que esperar a la publicación de los cuadros tarifarios. Lo mismo sucede con los clientes industriales: el ministro esquivó una definición rotunda, porque el tema se conversa con el ministerio de la Producción.

Aranguren explicó que se decidió "desdoblar" el aumento tarifario de la luz para que la incidencia "fuera menor" en febrero que "es un mes de alto consumo".

Los aumentos tarifarios fueron discutidos ayer a la mañana en reunión de Gabinete. El ministro aseguró que, con el nuevo costo del servicio eléctrico, la meta es alcanzar un déficit fiscal del 4,2% en relación al PBI.

​Aranguren también dijo que el objetivo del gobierno es que este año la demanda residencial cubra el 47 por ciento del costo de la generación de energía electrica. Actualmente, los consumidores pagaban un 30% de esa erogación.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0