Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Tensión en la CGT: Pablo Moyano criticó a la conducción y amenaza con irse tras la marcha

27 de febrero de 2017 01:17
22 0

Piter Robledo le responde a Cristina Kirchner

Pablo Moyano puso en duda ayer su continuidad en la CGT debido al "malestar" que le generó la falta de normalización de las regionales a la par que acusó a Francisco "Barba" Gutiérrez de avalar sólo a los sectores "políticos kirchneristas". En ese mismo comunicado en el que amenazaba con romper la central de los trabajadores dijo, además, sentirse "defraudado por el triunvirato, en especial Carlos Smith (Lo correcto es Schmid), por haber firmado una circular interna" en la que da la potestad para las normalizaciones a la secretaría de Interior de la Central obrera. A pesar del enojo aseguró la participación de Camioneros en la marcha del 7 de marzo por lo que la fractura, de concretarse, sería post movilización.

Paréntesis I: La CGT sede Azopardo es la cabeza nacional de cada una de las más de 100 regionales que hay en el país (una por provincia y además están, por ejemplo, las regionales de Lanús, Avellaneda y de muchos otros distritos). Cuando el 22 de agosto del año pasado, la Central eligió al triunviro de mando, compuesto por Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, todas las conducciones distritales se cayeron para elegir nuevas autoridades. Estas autoridades salen de los propios sindicatos, y fue siempre un acuerdo tácito que los gremios de mayor peso en el distrito en cuestión son los que eligen a los que conducirán la regional.

Paréntesis II: Moyano, además de ser el segundo de Camioneros, es el secretario gremial de la CGT; mientras que Gutiérrez es, por la UOM, el secretario de Interior. La enemistad entre ellos es de larga data. En 2014, ya con el moyanismo distanciado de Cristina Kirhcner, "El Barba", quien era intendente de Quilmes y estrella en el firmamento K, municipalizó a 500 camioneros que eran recolectores afiliados a Camioneros (fue la única intendencia que se animó). Desde el moyanismo dijeron ayer a este diario "que esa jugada nos molestó ya que precarizó a un montón de trabajadores reduciéndoles el sueldo y hoy dice defender a los trabajadores". Este punto es en referencia a que la circular de la CGT a la que alude el comunicado de Camioneros le da a Gutiérrez la potestad para normalizar: el moyanismo ve en esa jugada la "politización" de las regionales al ubicar en las conducciones a gremialistas afines al kirchnerismo. Por eso indica que se siente defraudado por Schmid porque el portuario fue el delfín que Hugo Moyano eligió para ser uno de los conductores de la CGT.

Tanto Gutiérrez como el secretariado general de la CGT evitaron hacer declaraciones ante la consulta de Clarín.

La circular interna que tanto enfureció a Pablo Moyano fue la consecuencia del intento de normalización de la regional de La Rioja. Hasta allí había ido el líder de Camioneros para ungir como secretario general a Jorge Reynoso, de su gremio. Enterado de esto, Gutiérrez pidió al triunvirato intervenir para dar de baja el acta de nombramiento, cosa que finalmente hizo. "Lo dice el Estatuto: Interior es la que debe dar el aval", confiaron a este diario fuentes del entorno de la conducción de la Central. Y no sólo eso sino que emitieron ese comunicado a favor de Gutiérrez: y fue la gota que rebalsó el vaso. Hoy por hoy hay ocho autoridades en La Rioja (tres secretarios generales, tres adjuntos y dos gremiales) y ninguno es de Camioneros que solía hacer pié en esa provincia.

Una fuente cegetista vinculada a la conducción indicó que "antes había un trabajo discrecional Pablo iba y hacía las normalizaciones aunque no le correspondiera. Sobre el pasado la circular no aplica, sino que es de ahora en más. Lo que estamos haciendo es respetar la institucionalidad de la CGT". El corte a esa discrecionalidad se dio antes de que el 8 de marzo Pablo viaje a Misiones para normalizar la CGT local. Y agregó la fuente: "Su función como secretario gremial es la de armar, por ejemplo, la movilización del 7".

La tensión y la amenaza de "kirchnerista" de Moyano a parte de la CGT se de justo cuando Cristina Kirchner llamó a los militantes de su espacio a marchar "junto a los trabajadores" y no ir a Comodor Py. eE mismo día de la movilización, la ex presidenta declarará ante el juez Claudio Bonadio por la causa Los Sauces.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0