Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Terror y muerte en el aeropuerto de Estambul, puente entre Europa y Asia

29 de junio de 2016 03:51
43 0
Terror y muerte en el aeropuerto de Estambul, puente entre Europa y Asia

Estambul. El terrorismo volvió a golpear a Turquía, que una vez más pide la unión del mundo para combatir este flagelo, que en los últimos meses se ha ensañado con el país euroasiático.

Esta vez, el objetivo fue el tercer aeropuerto más grande del Viejo Continente, el de Estambul, donde tres atacantes suicidas detonaron explosivos luego de abrir fuego con fusiles automáticos. Hasta anoche, se habían confirmado 36 muertos y casi 150 heridos, aunque la cifra fue mutando durante la jornada y no se descarta que el saldo final de víctimas sea mayor.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que el atentado no fue sólo contra 79 millones de turcos, sino contra todos los ciudadanos del mundo. “Todos deben saber que las organizaciones terroristas no distinguen entre Estambul y Londres, Ankara y Berlín, Izmir y Chicago, Antalya y Roma”, aseveró.

El presidente convocó a una reunión de crisis junto a su primer ministro y al jefe del Ejército. “Espero que sea un punto de inflexión para la lucha común contra todas las organizaciones terroristas del mundo”, manifestó Erdogan.

Las reacciones del mundo no se hicieron esperar. Las condenas contra el atentado y los mensajes de apoyo a Turquía llegaron desde todos los puntos cardinales.

Estados Unidos condenó en “los más duros términos posibles el atroz ataque terrorista” y prometió ayuda.

Reunidos en una cumbre en Bruselas, varios jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) y miembros de la Comisión Europea (CE) enviaron sus condolencias.

Hasta anoche ningún grupo extremista se había atribuido el ataque. Los medios locales señalaron que tanto el Estado Islámico (EI), a quien Turquía combate en la vecina Siria junto con otros países, como el ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) son las dos organizaciones que podrían estar detrás de la masacre.

Ya entrada la madrugada, el gobierno reconoció que los primeros indicios señalaban al yihadista EI como autor del ataque, aunque aún se investigaba lo sucedido.

Las autoridades negaron fallos de seguridad y recordaron que el ataque fue más grave porque los asaltantes llevaban armas automáticas.

Turquía ha sufrido decenas de atentados en los últimos años, cometidos por separatistas kurdos, grupos islamistas y agrupaciones de extrema izquierda. El país se encuentra en estado de alerta.

Al parecer, los ataques se produjeron en dos lugares distintos de la terminal aérea. Primero, la Policía abrió fuego contra dos sospechosos en la entrada a la zona de pasajeros del aeropuerto, sometida a rigurosos controles de seguridad, con arcos detectores y escáneres. Allí, los atacantes se inmolaron.

Luego, el ministro de Justicia, Bekir Bozdag, indicó que también se registró una detonación en el ingreso al subterráneo del aeropuerto. Allí se habría inmolado el tercer atacante.

Fotos del lugar mostraban imágenes de devastación fuera de la terminal de arribos, donde los pasajeros suelen esperar taxis.

Una empleada del principal aeropuerto turco relató que una de las explosiones sucedió justo en la entrada a la terminal de salidas internacionales. Al lugar se desplazó medio centenar de ambulancias y, según los medios, los taxistas comenzaron a trasladar a los heridos a los hospitales.

El Ministerio del Interior organizó un centro de crisis para seguir en el aeropuerto, donde fueron cancelados todos los vuelos.

“Estábamos en el control de pasaportes. Oímos un tiroteo. Eran cuatro personas y empezaron a disparar contra la gente. Entonces se hicieron detonar”, relató a CNN Turk una mujer que estuvo en el lugar del ataque. No quedó claro el porqué de la discrepancia entre el número de atacantes reportado por la testigo y los tres que se informaron oficialmente.

Otra testigo relató: “Escuché primero disparos y entonces una explosión. De nuevo disparos y gente corriendo por todos lados”.

En cuanto a las nacionalidades de las víctimas, fuentes del gobierno informaron que la mayoría eran turcos, aunque también murieron extranjeros.

El aeropuerto de Ataturk es el centro de operaciones de Turkish Airlines, una de las aerolíneas que más ha crecido en los últimos años. Está ubicado en la parte europea de Estambul y cuenta con máquinas de rayos X y detectores de metal, dispuestos a la entrada de la terminal, antes de los mostradores para el check in y antes de la zona de control de pasaportes.

Fuente: lavoz.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0