Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Tragedia aérea: cinco muertos por la caída e incendio de un avión en Marcos Paz

8 de febrero de 2017 04:22
24 0
Tragedia aérea: cinco muertos por la caída e incendio de un avión en Marcos Paz

El vuelo estaba al mando de uno de los hijos del fundador del Banco Quilmes; fallecieron también dos mujeres y dos niños

Un abogado y empresario integrante de la familia que fue propietaria del ex Banco Quilmes falleció junto a las dos mujeres que lo acompañaban y dos menores, cuando el avión que piloteaba se precipitó a tierra y se incendió, poco después de despegar de su campo, en Marcos Paz.

Según fuentes policiales, la tragedia aérea ocurrió ayer, minutos después de las 13.30 cuando la aeronave Cessna 210 al comando del empresario, que habría sido identificado como Guillermo Fiorito, de 79 años, iniciaba un vuelo hacia una ciudad de la costa atlántica bonaerense.

A partir de la reconstrucción del trágico episodio, realizada por los policías del Comando de la Patrulla Rural de Marcos, se habría determinado que, pocos metros después de despegar, la aeronave habría sufrido un desperfecto en el aire. Ante este incidente, el piloto habría intentado realizar un aterrizaje de emergencia, pero se precipitó a tierra a 17 metros del final de la pista, de 400 metros, y se prendió fuego. Todos los ocupantes de la aeronave fallecieron.

Un accidente aéreo de similares características, donde los aviones estaban al comando de pilotos mayores de 75 años, sucedió el 14 de septiembre de 2014, cuando un Beechcraft Super King Air 300 cayó sobre un barrio de Nordelta. Esa aeronave estaba al mando de Gustavo Deutsch, un experimentado piloto de 78 años y ex dueño de la compañía LAPA, que volaba acompañado por su esposa, Graciela Villarruel. Ambos murieron. En el momento de ese accidente, el gremio de pilotos expuso la necesidad de que los vuelos privados tengan la obligación de contar con un copiloto cuando el comandante tenga más de 65 años. Y el análisis de evento realizado por la Junta de Investigación de Accidentes de la Aviación Civil aportó también datos sobre ese tema.

Dos años después del accidente, los investigadores determinaron que la aeronave operaba sin desperfectos técnicos y concluyó que la caída fue generada por un problema de meteorología sumado a la imposibilidad de resolver la emergencia que tuvo el piloto "habida cuenta de su edad".

La opinión de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil apuntó a que el accidente de Deustch podría haberse evitado con la presencia de un copiloto.

Al advertir que el avión de Fiorito estaba envuelto en llamas, el encargado del campo Las Totonas alertó a los bomberos de Marcos Paz, que concurrieron al lugar de la tragedia junto con un grupo de policías y una ambulancia.

En el llamado para pedir auxilio que hizo a los bomberos, el encargado establecimiento rural expresó que el dueño del campo, al que identificó como Guillermo Fiorito, había despegado con su avión desde la pista privada que posee la estancia, junto con dos mujeres y dos menores.

Pero cuando los bomberos llegaron al lugar del accidente, sólo encontraron los cuerpos calcinados entre de los restos de la avioneta.

El encargado del establecimiento rural explicó que "el piloto acostumbraba a viajar al mando de su propia aeronave. Tenía varias horas de vuelo y pleno conocimiento de la avioneta", dijo el mencionado Ibarra. El campo está a 15 kilómetros de Marcos Paz, cerca de la ruta 3. "Fiorito venía habitualmente de la Capital a buscar la avioneta y salía por su pista", concluyó el jefe de bomberos.

Guillermo Horacio Fiorito era uno de los tres hijos de Pedro Fiorito, fundador del Banco Quilmes, y estuvo en el directorio de la entidad hasta su venta al Scotia Bank, en 1997. Entonces, sus hermanos, Oscar y Ricardo, fundaron Fiorito Factoring, una empresa financiera dedicada en su momento al descuento de facturas y que hoy amplió su negocio a operaciones de leasing y fideicomisos, además de ser agente del Mercado Abierto Electrónico y del Merval.

Por su parte, Willy, como lo conocían todos en el ámbito empresario, se volcó de lleno a su estudio jurídico (Fiorito & Parisi Abogados), que presidía hasta ahora. En la City aún recuerdan su afición por las motos y el polo, así como su carácter agradable, algo común a la familia, según recuerdan.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0