Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Tragedia en Barracas: un fondo buitre es accionista de Iron Mountain

6 de febrero de 2014 17:03
12 0
Tragedia en Barracas: un fondo buitre es accionista de Iron Mountain

Se trata de Elliott Management, propiedad de Paul Singer. En 2011 propuso a cuatro directores para que asumieran en puestos ejecutivos. Dos de ellos, trabajan en la compañía.

El fondo buitre Elliott Management, propiedad del estadounidense Paul Singer, tiene una participación accionaria de casi el 5% en Iron Mountain, dueña del depósito que se desplomó por las llamas el miércoles y por el cual murieron nueve personas. Es el mismo fondo que accionó contra el país y mantuvo retenida ilegalmente la Fragata Libertad en Ghana.

Respaldado en su participación en la empresa, el fondo buitre propuso en 2011 a cuatro directores en una extensa carta. En el escrito, Elliott Management aclaró que no se cuestionaban las operaciones de Iron Mountain y explica que con los hombres propuestos buscaba llevar "nuevas perspectivas y puntos de vista adicionales".

En la misiva, el fondo buitre sugirió los nombres de Ted Antenucci, Robert Levenson, Allan Loren y Harvey Schulweis para "maximizar las ganancias de los accionistas".

Finalmente, en marzo de 2013 se dio a conocer que Loren y Antenucci se incorporaron a Iron Mountain, según datos que publica Securities and Exchange Commission, una agencia que regula el mercado financiero estadounidense.

El fondo de Paul Singer es el mismo que accionó contra Argentina retuvo de manera ilegal a la Fragata Libertad en Ghana. El navío había permanecido 77 días en el puerto de Tema luego de una acción judicial de NML Capital, perteneciente a Elliot Management.

El financista estadounidense, de 68 años, gestiona gracias a su puesto en Elliott Management un capital que supera los 15 mil millones de dólares.

Los fondos buitre son sociedades que se dedican a comprar deuda soberana de países que están en situaciones financieras críticas, o empresas que están inmersas en problemas económicos.

Su delicada situación hace que estos fondos compren títulos de deuda a un precio muy bajo –que en algunos casos es del 10 o 20% de su valor nominal- e intenten reflotarlos y venderlos a un precio considerablemente más elevado del que pagaron por ella.

Fuente: diariouno.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0