Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

En tres días murieron en el mar más de 800 migrantes africanos

16 de septiembre de 2014 03:18
25 0

Fue desde el viernes a ayer, en al menos tres naufragios de lanchas precarias en las que desplazados de varios países nordafricanos intentaban llegar desde Libia a Italia. En lo que va del año han muerto 1.889 personas y 110.000 han sido rescatadas.

Los cadáveres de cientos de personas que huyeron de la guerra y la pobreza afloran en las aguas del Mediterráneo, donde hubo más de 800 muertos y desaparecidos sólo en los últimos días.

El último episodio ocurrió ayer, cuando una embarcación con 250 inmigrantes africanos de distintas nacionalidades que buscaban llegar a las costas italianas se hundió cerca de Trípoli y sólo 36 personas habían sido rescatadas con vida hasta anoche, informaron las Fuerzas Navales libias.

El hundimiento, cerca de Tajoura, al este de la capital libia, se produjo ayer tras una explosión, según informó el portavoz naval libio Ayub Qasem, quien agregó que un grupo de pescadores dieron la voz de alerta tras descubrir varias decenas de cadáveres flotando que fueron sacados del agua, Entre los sobrevivientes hay tres mujeres, una de ellas embarazada, y 33 hombres.

Alí Sarti, un comandante de unidad de la Guardia Costera libia, señaló que patrullas navales rescataron al amanecer de ayer a los migrantes que estaban “sobre una embarcación dañada en medio del mar”.

Uno de los botes accidentados transportaba al menos 250 migrantes, dijo Ayoud. Sin embargo, uno de los 36 sobrevivientes declaró que había únicamente 105 personas a bordo.

“Había un problema con el bote... Murieron tres mujeres y un bebé”', señaló, pidiendo no ser identificado debido a temores relacionados a su estatus migratorio.

Libia se ha vuelto cada vez más anárquico desde el derrocamiento del dictador Moamar Kadafi en 2011, convirtiéndose en un centro de migración para los africanos subsaharianos que buscan una mejor vida. Cientos de personas mueren cada año en la peligrosa travesía a Europa.

Se ha incrementado en miles la cifra de refugiados que huyen de conflictos en Siria, Irak y a lo largo del Medio Oriente y África, quienes abordan en Libia embarcaciones inseguras de contrabandistas.

Desde enero han sido rescatadas aproximadamente 110.000 personas, al tiempo que al menos 1.889 han muerto realizando el arriesgado viaje, según la ONU.

Los servicios de Guardacostas proseguían ayer las operaciones de búsqueda y de rescate del resto de los desaparecidos en el lugar del naufragio.

“Había un gran número de cuerpos que flotaban. Pero la falta de medios no nos permitió recuperar los cadáveres, sobre todo porque empezaba a oscurecer. Nuestra prioridad es socorrer a los supervivientes”, relató un marino rescatista.

Por otra parte, 102 emigrantes africanos fueron rescatados ayer a la tarde frente a la localidad de Guarabuli, a 60 km al este de Tripoli. Todos eran hombres y se hallaban a bordo de un bote neumático.

Su embarcación había empezado a desinflarse y a llenarse de agua, cuando llamaron a los guardacostas pidiendo ayuda.

“Es una crisis humanitaria sin precedentes”, alertó la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) que estimaba en 2.500 víctimas desde el inicio del año.

También trágico es el destino de más de 600 personas dadas por desaparecidas o muertas luego de una serie de naufragios frente a las costas egipcias o en proximidad de la maltesa desde el viernes pasado, según estimaciones que el propio Acnur no puede confirmar.

Son cifras que a menudo son provistas por sobrevivientes, o sea tomadas con pinzas, pero que podrían ocultar una tragedia de dimensiones más amplias.

Desde inicios de año, estima Acnur, “son 130.000 las personas que llegaron por mar a Europa, más del doble de los 60.000 registrados en 2013”.

La mayor parte con destino Italia, que registró “118.000 llegadas, la mayoría socorridos en aguas italianas en el contexto de la operación naval Mare Nostrum”.

“El alcance de esta crisis impone a todos nosotros que nos despertemos” dijo la actriz Angelina Jolie, enviada especial de Acnur, en el curso de la visita al cuartel general del socorro naval de Malta.

“Debemos darnos cuenta, subrayó la actriz, que lo que impulsa a las personas a tomar la decisión de arriesgar la vida de sus hijos a bordo de naves inseguras y sobrecargadas es el deseo de encontrar protección”, agregó.

La ultraderecha duplicó su electorado el domingo en Suecia, con propuestas hostiles a la inmigración, comparables a las de otros partidos de extrema derecha europeos que han crecido en los últimos años.

El avance de este partido es parecido al de otras formaciones ultraderechistas en Europa, como el Ukip en Gran Bretaña, el Frente Nacional en Francia o el Partido Popular en Dinamarca, en un contexto de desempleo y descontento con la globalización.

Los socialdemócratas, ganadores de las elecciones legislativas del domingo, tendrán que hacer frente al histórico avance de los Demócratas de Suecia (SD), partido de extrema derecha que se convierte en tercera fuerza del país con 12,9% de los votos, frente a los 5,7% que obtuvo hace cuatro años.

Uno de los desafíos del nuevo gobierno será la política migratoria, que atrae cada años 80.000 extranjeros a Suecia, un país de 9,7 millones de habitantes. Esta política es denunciada por la extrema derecha.

Por primera vez en Suecia, la inmigración fue tema de campaña. Los votantes del SD son suecos que se sienten abandonados por los partidos tradicionales y rechazan el consenso que ha habido hasta ahora sobre la inmigración.

“Hay demasiados refugiados. No tenemos recursos suficientes”, afirma la camarera Madeleine Filipkat, votante del SD.

Fuente: losandes.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0