Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Trump adopta un tono marcial y promete un mayor arsenal nuclear

24 de febrero de 2017 05:59
25 0
Trump adopta un tono marcial y promete un mayor arsenal nuclear

Además, sorprendió al decir que el plan para deportar a migrantes irregulares será como un "operativo militar"

WASHINGTON.- De pronto, el presidente Donald Trump militarizó su vocabulario y una nueva alerta se instaló en el país.

En un mismo día propuso "expandir el arsenal nuclear" de los Estados Unidos hasta que sea "el mejor del mundo" y anunció que el plan para encerrar y deportar a inmigrantes indocumentados será como un "operativo militar".

"Tenemos que atrapar a todos esos chicos malos que andan por allí. Todos esos pandilleros, violadores y drogadictos que entran en el país por la frontera sur", insistió Trump.

La Casa Blanca y algunos de sus ministros, entre ellos, el secretario de Estado y el de Interior, salieron al cruce para asegurar que la declaración no iba tan en serio y que nadie estaba hablando de operaciones militares.

Pero tanto a Rex Tillerson, el secretario de Estado, como a John Kelly, el secretario de Seguridad Interior, se les hacía difícil explicar que no habría operaciones militares contra inmigrantes cuando, desde la Casa Blanca, el mandatario decía lo contrario.

"Puede que el presidente haya usado esa expresión más como un adjetivo", ensayó entonces el vocero presidencial, Sean Spicer.

Con eso, el funcionario que todos los días habla por Trump, quiso explicar que, en realidad, el presidente usó la expresión "operación militar" para definir lo bien que había salido una operación de tipo policial. Por extravagante que eso suene.

Desde el podio de la sala de periodistas, lo que Spicer dijo es que Trump celebró como "militares" los raides de días atrás, cuando 700 inmigrantes indocumentados fueron detenidos al mismo tiempo y puestos en proceso de deportación.

"Espero que sea eso. Porque no creo que movilizar a la Guardia Nacional para este tipo de acciones sea una buena idea", cruzó el titular de la Patrulla de Control Fronterizo, Brandon Judd.

En todo caso, las expresiones presidenciales a favor de la "operación militar" contra indocumentados hicieron transpirar tanto a Kelly como a Tillerson, sorprendidos ambos en su primera gira de intento de control de daños con México (ver aparte).

El vecino del sur es, en el lenguaje del presidente y en el imaginario de buena parte de sus votantes, el culpable mayor de todo lo malo que entra al país.

"Drogadictos, traficantes, violadores", enumeró en campaña y, ya como presidente, suele repetirlo, aunque con un lenguaje un poco menos directo en lo que refiere a la procedencia.

"No habrá deportaciones masivas y no usaremos la fuerza militar para esto", aseguró Kelly en conferencia de prensa en la capital mexicana. A su lado, Tillerson asentía. No fue un momento cómodo para ninguno de los dos.

La otra sorpresa que deparó el presidente fue el anuncio de que quiere volver a desarrollar armamento nuclear en los Estados Unidos, tal como dijo en una entrevista con la agencia Reuters.

"Tenemos que expandir nuestro armamento nuclear hasta tener el mejor del mundo. Nos hemos quedado atrasados en ese terreno", dijo en la entrevista.

Es la primera vez desde que asumió la presidencia que Trump habla de política nuclear. "Yo preferiría que las armas nucleares no existan. Pero existen y no podemos quedarnos atrás", agregó.

Sí se mostró molesto con los desarrollos de Corea del Norte y adelantó que la cuestión nuclear estaría presente en su anunciado encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El presidente pareció volver sobre sus ideas de campaña en el sentido de habilitar que otros países tengan armas nucleares. Algo que va en contra de la política de desarme iniciada años atrás. En campaña había sostenido su rechazo a que países aliados dependan del potencial nuclear norteamericano para su defensa "sin pagar nada a cambio" por ese servicio.

Ahora, en su diálogo con Reuters, sugirió, por ejemplo, que China "podría resolver muy fácilmente si quisiera" el desafío de seguridad que le plantea Corea del Norte.

"Que puede que sea necesario más arsenal de misiles. Estamos hablando de eso", dijo Trump.

Por el momento, sin más precisiones ni tampoco con anuncios concretos de que algo vaya a moverse en lo inmediato en ese inquietante terreno.

"Tenemos que expandir nuestro armamento nuclear hasta tener el mejor del mundo. Nos hemos quedado atrasados en ese terreno"

"Yo preferiría que las armas nucleares no existan. Pero existen y no podemos quedarnos atrás"

"Nunca vamos a quedarnos detrás de algún país, incluso si es un país amigo, nunca vamos a quedarnos atrás en poderío nuclear"

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0