Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El video del policía que echó a un trapito: "Acá no se cobra un mango"

16 de junio de 2017 13:56
38 0

El video que compromete a Diego Latorre

No hay nada de extraordinario en la actitud que tomó un agente de la Policía de la Ciudad en plena calle; sin embargo, fue extraordinario al mismo tiempo. El funcionario público hizo lo que muchos vecinos le piden a las autoridades, pero que muy pocas veces sucede. Cuando los trapitos copan un barrio, la gente se pregunta por qué nunca hay un policía para intervenir. Esta vez uno de ellos intervino y todo quedó filmado. Y claro, el video se volvió viral.

El hecho ocurrió en Palermo, en las inmediaciones de la zona de Las Cañitas. No se sabe aún quien es el agente y tampoco el trapito, al que la filmación nunca muestra.

Cuando arranca la filmación, el agente ya está con la franela del trapito en la mano. "Yo cumplo con mi deber, nadie va a cuidar coches adelante mío", dice el agente. El trapito intenta argumentar que "hace 20 años" trabaja en el lugar.

Por lo que se puede ver y escuchar en la filmación, el que graba el video es también un trapito, porque acusa al policía de ser prepotente. El agente le pregunta por qué lo está filmando y lo manda a hacer la denuncia al 911: "Acá nadie va a cobrar un mango. Acá no hay estacionamiento medido, acá el estacionamiento es libre. Acá no se cobra", sentenció el agente y se convirtió en héroe de la cuadra.

Acá nadie va a cobrar un mango. Acá no hay estacionamiento medido, acá el estacionamiento es libre. Acá no se cobra, sentenció el agente y se convirtió en héroe de la cuadra.

Tanto el que filmaba, como el trapito, le decían al agente que se vaya a "Libertador", "al Hipódromo". Es que a la altura del Hipódromo de Palermo, sobre Libertador entre Dorrego y Jorge Newbery (son casi 1.000 metros), el estacionamiento está en manos de un grupo enorme de trapitos: se organizan por zonas, y se rotan por turnos.

Incluso, en los días de mayor concurrencia al hipódromo, estacionan los autos hasta en 90 grados. Algo similar ocurre en la vereda de enfrente, en el Campo Argentino de Polo. Allí los trapitos dominan sobre unos 500 metros, desde Dorrego hasta ortega y Gasset. Por esa zona no se ve a ningún agente anti trapitos.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0